Sign up for our newsletter! Be the first in line to buy tickets, hear about upcoming events, and receive special discounts.

    \ Reunir, 2021

    REUNIR, 2021
    Aluminio pintado. (incluya foto y detalle de un elemento)
    Artista: William Schlough
    Situado en el lado norte del muro del garaje en Rose Biggie y Crescent Street.

    La mariposa azul de Fender es una especie en peligro autóctona del valle de Willamette. Como polinizadores, simbolizan la difusión y el intercambio del arte; como fauna amenazada, señalan la urgencia de preservar las culturas a través de la creatividad.

    Gather representa un caleidoscopio de mariposas gigantes Fender’s Blue migrando desde la maleza del arroyo Beaverton hasta el Creekside Garage, entrando en la estructura a través de una gran puerta corredera abierta. Las mariposas, representadas con realismo, se colocan a distintas distancias en la pared del garaje, creando sombras y profundidad de espacio variables. Una mariposa a cada lado flota más allá del borde del garaje, dando a la pieza una sensación de ligereza y vuelo.

    El portal, pintado con trampantojos, está rodeado de polvo de polen amarillo. El polen no sólo alude al papel de las mariposas como portadoras de cultura, sino que también crea un aura mágica alrededor de la puerta, invitando al espectador a imaginar lo que hay dentro del garaje… y más allá.

    Hay una luz sobre la puerta que guía a las mariposas hacia su destino. Por la noche, la luz ilumina el portal y las mariposas cercanas. Las mariposas que no se encuentran en la proximidad directa de la puerta permanecen sólo tenuemente iluminadas, por la luna y la luz de la ciudad, pidiendo a los espectadores que imaginen que, aún así, hay más mariposas en camino.

    Gather utiliza la escala y el dramatismo del gran muro de hormigón como catalizador de la obra. Las sutiles incoherencias y líneas del hormigón crean una yuxtaposición artificial y pesada con la ligereza orgánica de las mariposas.

    Sea intencionado o no, Gather hablará de la época única y difícil en la que se creó. La pieza es un recordatorio de que, tarde o temprano, todos podremos «reunirnos» de nuevo.

    Esta obra de arte fue posible gracias a un encargo de la ciudad de Beaverton en colaboración con la Agencia de Renovación Urbana de Beaverton, y financiada por el programa municipal 1% for Art.